Cómo clavarlo con tu carta de presentación alemana

Siguiendo la estela de guías para encontrar un trabajo en Alemania, esta vez os traigo una de las que más dolores de cabeza nos crea a los que no tenemos el alemán como lengua nativa. Lo has adivinado (y no porqué esté en el título), esta vez os vengo a hablar de la carta de presentación o Anschreiben.

En las pasadas ediciones de esta serie te hablé del Currículum Vitae o Lebenslauf y de la Fotografía de CV o Bewerbungsbild. Pero como para solicitud de trabajo en Alemania no hay suficiente con estas dos cosas, hoy quiero hablarte de lo importante que es una buena carta de presentación y cómo puedes llevarla a cabo.

carta de presentacion aleman

La carta de presentación para Alemania

Empezaré explicándote un poco de qué va esto de la carta de presentación. En Alemania, toda solicitud de empleo que se preste tiene que ir acompañada de una carta que no solamente te presente ante la empresa, sino con la que expliques tus motivaciones para trabajar allí. Por este mismo motivo es muy importante que la carta sea lo más personalizada posible y que le hable directamente a la empresa a la que aplicas y sobre la posición concreta que te gustaría ejercer.

Es decir, que un buen Anschreiben no es una carta estandarizada en la que simplemente te presentas como candidata/o, sino que tienes que explicar muy detalladamente por qué motivos tú eres la persona ideal para desarrollar el trabajo concreto que solicitas.

Suena complicado, lo sé. Pero en la práctica no es tanto como parece. Vamos por pasos.

Conoce la empresa

Primero de todo y antes de ponerte a teclear, lo que tienes que hacer es informarte muy bien de cuál es la empresa a la que estás aplicando. Y con esto no me refiero solamente al nombre, sino que tienes que ir a su página web y leer sobre su filosofía de empresa, ver a qué sector está orientado, etc. Cuánta más información obtengas, mejor.

Revisa la oferta de empleo

Una vez ya sepas a qué empresa te estás enfrentando, es muy importante que revises punto a punto las tareas que se te pide desarrollar en la oferta de trabajo que has encontrado. Puedes anotártelas en un papel haciendo una lista de lo que se te da mejor y lo que se te da peor.

Una vez hecho esto, procura pensar qué habilidades de las solicitadas has desarrollado en trabajos anteriores. Esto te servirá para la carta de presentación, donde tendrás que explicar lo que has hecho en tu pasado profesional.

Plantilla para una carta de presentación

Una vez ya has hecho tu investigación sobre la empresa y has anotado de qué habilidades importantes para el puesto de trabajo dispones, ha llegado la hora de ponerse manos a la obra y empezar a escribir. Para ello, te traigo el siguiente modelo que he sacado de esta web decicada exclusivamente a Anschreiben.

carta de presentacion aleman ejemplo

1. Tu dirección

Para una carta de presentación alemana, aunque la envíes en pdf por correo electrónico o la subas a plataforma de turno que la empresa decida utilizar, tiene que tener tu dirección en la parte superior de la carta.

2. Dirección de la empresa

Del mismo modo, algo más abajo deberá constar la dirección de la empresa a la que te diriges.

3. Lugar y fecha

Este punto no tiene mucho secreto, simplemente escribe el lugar en el que te encuentras y la fecha en la que escribes la carta.

4. Título

A continuación tienes que encabezar la carta con un título haciendo referencia al puesto de trabajo concreto que te gustaría realizar.

5. Saludo y presentación

Lo primero que tienes que hacer es presentarte. Y esto puedes hacerlo de dos maneras; o bien con el mítico Sehr geehrte Damen und Herren o dirigiéndote con el apellido de la persona en particular que va a recibir la carta. Este detalle no se incluye en todas las ofertas laborales, pero merece mucho la pena que dediques esfuerzos a encontrar este nombre en la descripción del trabajo, porque tu carta causará una más buena impresión.

Una vez hayas saludado adecuadamente, tienes que mencionar el lugar o plataforma dónde has encontrado esta oferta de trabajo, y hacer notar tu interés por la empresa.

6. ¿A qué te dedicas?

Por fin entramos en materia. En este punto tienes que presentarte como candidata/o y explicar a qué te dedicas en este momento concreto.

Como estás buscando trabajo, cabe la posibilidad de que te encuentres en el paro. No hay problema, de hecho te conté hace poco que esta es mi situación actual. Lo que es importante que tengas en mente es que los recruiters quieren encontrarse con gente activa, y aunque tu situación vital te lleve a estar sin empleo, tienes que hablar de las actividades profesionales paralelas o de formación que estés llevando a cabo en el ahora mismo.

Por ejemplo, puedes aprovechar este momento de desempleo para mejorar tu alemán, hacer un curso online o presencial en la materia que trabajes, hacer voluntariado, etc. Lo importante es demostrar que tienes inquietudes y que el tiempo que tienes lo sabes aprovechar.

En caso de que sí que tengas un empleo y busques simplemente cambiar de aires, aprovéchalo para explicar detalladamente cuáles son tus tareas en esta posición. Te recomiendo que intentes utilizar la información que puedes extraer de la oferta laboral, así quién lo lea verá que efectivamente tienes experiencia en el campo.

7. Dirígete a la oferta concreta

Ha llegado el momento de poner en práctica la investigación que has hecho anteriormente. En este punto tienes que explicar por qué te motiva esta posición en concreto y qué habilidades profesionales posees para llevarla a cabo. Tienes que demostrar en pocas líneas que eres la opción ideal para este puesto de trabajo.

8. ¿Qué aportarías a la empresa?

En este punto tienes que hablar más de ti, pero siempre en relación a la empresa. Tienes que aprovechar este punto para explicar qué habilidades, características personales o experiencia posees para ser valiosa/o para la empresa.

Para esta parte puedes aprovechar la información sobre la filosofía de empresa y buscar aquellos aspectos que se identifiquen con tu manera de ser. Buscando siempre la autenticidad, procura demostrar cómo serías una parte ejemplar dentro de su equipo.

9. Da pie a que te contacten

Finalmente, acaba la carta diciendo que estás disponible para el siguiente paso dentro del proceso de selección y que tienes muchas ganas de conocerles personalmente.

10. Despídete

Una vez firmada la carta, ¡ya lo tienes!


Si este post te ha resultado útil, échale un vistazo a éstos relacionados:

Alba C. Coll

Read more posts by this author.