Buscar trabajo en el extranjero es lo primero que tendrás que hacer al llegar al país al que deseas emigrar. Y es que nadie vive del aire, ¿o sí? En este artículo te cuento cómo fue mi experiencia de trabajo en el extranjero. Concretamente, en Alemania.

En este artículo te explico de primera mano cómo fue mi experiencia buscando empleo en el extranjero. Este es un artículo muy genérico en el que hablaré de lo que tienes que tener en cuenta a grandes rasgos. Sin embargo, tengo un artículo para cada uno de los temas que trataré en esta página. Estas páginas incluyen cómo crear un CV en alemán, fotografía para tu candidatura, carta de presentación, preparación de una entrevista de trabajo y preguntas y respuestas en una entrevista de trabajo.

Quiero trabajar en el extranjero

Como acababa de llegar al país, lo primero que me planteé fue buscar un trabajo en el que me fueran a contratar fácilmente. Para ello, no fui demasiado específica y busqué un trabajo no cualificado. Personalmente, recomiendo que para encontrar trabajo en el extranjero, empieces sin muchas expectativas. Una vez en el país y conociendo el idioma podrás apostar por empleos más específicos.

Aunque también es posible buscar ofertas de trabajo en el extranjero desde tu propio país. En este caso, te recomiendo que utilices webs de empleo especializadas, como MAEC, Mepsyd, Europa y AECID. En esta otra página web puedes encontrar muchas otras opciones de trabajo en el extranjero para españoles.

becas-para-trabajar-en-el-extranjero

Pero vamos a por mi propia experiencia. Lo primero que tuve que hacer para buscar empleo en el extranjero fue reescribir mi currículum. Cosa que puede parecer bastante obvia ya que no van a entenderlo en español. Pero no os creáis que fue tan fácil. Estaba yo muy contenta una vez tuve mi CV traducido, hasta que me informaron que tenía que dar la vuelta a toda la información.

Por lo que tengo entendido, en España cada uno tiene su CV un poco como le da la gana, pero en Alemania te piden una estructura muy concreta, y si no la tienes posiblemente ni se lo lean. En este post te explico paso a paso como puedes crear el CV alemán perfecto.

trabajar-en-verano-en-el-extranjero-1

Es muy importante dar más importancia a los estudios que a la carrera profesional, de modo que éstos irán por delante y habrá un apartado distinto para colegio y para universidad. Otra cosa destacable del Lebenslauf es que te piden un listado de tus aficiones. Sí, has leído bien. Quieren saber concretamente en qué dedicas tu tiempo libre, de modo que quién te vaya a contratar vea que eres una persona activa y con múltiples intereses.

Ventajas y desventajas de trabajar en el extranjero

Por una parte, el trabajo internacional te permite poner en práctica varios idiomas al mismo tiempo. Sin embargo, eso implica que tienes que hablarlos. En Alemania, por ejemplo, la mayoría de los trabajos son en alemán. Sí que es cierto que algunos empleos se desarrollan en inglés o incluso en español. Pero eso no es la norma. Personalmente, te recomiendo que aprendas el idioma del país antes de buscar trabajo en el extranjero.

estudiar-y-trabajar-en-el-extranjero

Una vez mi currículum estaba en marcha, me puse manos a la obra con la carta de motivación (Anschreiben). Este es un tema con el que yo no estaba demasiado familiarizada, porque aunque en España envié algún que otro pequeño texto en el e-mail donde adjuntaba mi CV, nunca había escrito una carta como tal. Me recomendaron que antes de ponerme a teclear investigara con cierta profundidad la empresa a la que quería enviar la solicitud de empleo (Bewerbung).

En una carta de presentación es muy importante hablar de ellos y no de uno mismo. Lo que la empresa quiere conseguir mediante esta primera toma de contacto es saber si conoces la empresa y, por lo tanto, si te interesas realmente por ellos y no mandas tu Curriculum Vitae compulsivamente a toda empresa que se te cruce.

Trabajar en el extranjero sin idiomas

Como he comentado antes, lo primero que vas a tener que hacer es hablar el idioma dle país. Si buscas trabajo en un país hispanohablante, lo tendrás más fácil porque ya conoces el idioma. Pero si buscas en cualquier otro país tendrás que saber el idioma que se habla allí. De lo contrario, saber inglés te puede abrir muchas puertas. Pero en serio, mejor habla el idioma del país.

Después de acosar digitalmente a muchas empresas y enviar mis respectivas solicitudes, conseguí que finalmente me llamaran a una entrevista de trabajo en el extranjero. Y luego a otra, y luego a otra... De todas ellas extraigo esta lista de preguntas clave:

  • Explícame un poco sobre ti
  • ¿Por qué decidiste venir a Alemania? (En mi caso, claro, porque soy extranjera)
  • ¿Cuánto quieres cobrar? (sí, antes de ir a una entrevista de trabajo informaros de cuál es el sueldo habitual en el sector, porque esta es una de las preguntas más comunes y que sorprenden a muchos españoles).
  • ¿Qué sabes sobre nuestra empresa?
  • ¿Qué te gustaría hacer de aquí 5/10 años?
  • ¿Qué haces en tu tiempo libre?

Y, finalmente, la más importante de todas:

  • ¿Tienes alguna pregunta?

En España, cuando me preguntaban esto normalmente no tenía nada que decir y creo que tampoco se esperaba demasiado de mí. ¡Pero en Alemania es muy distinto! Es muy importante que lleves preguntas predeterminadas de casa, basadas en la investigación que supongo que ya habrás hecho. Hacer buenas preguntas demostrará que tienes ganas de trabajar en esta empresa y será más posible que te contraten.

Ventajas de trabajar en el extranjero

Algo bueno de trabajar en el extranjero es, sin duda, la riqueza cultural que esto te aporta. Irse a trabajar al extranjero no es solamente ir a ganar más dinero que en tu país. Sino que a partir de esta experiencia puedes extraer muchos aprendizajes que en tu propio país no tendrías.

Esto es así tanto si quieres trabajar un mes en el extranjero como si lo harás por más tiempo. Lo importante es vivir esta experiencia, que te cambia por completo. Un ejemplo de este choque cultural en el mundo laboral lo tuve con los días de prueba en Alemania.

trabajar-en-el-extranjero-verano

Aunque durante la primera entrevista no tuve la sensación de estar haciéndolo especialmente bien, me ofrecieron un día de prueba (Probetag o Probestunde) para la siguiente semana, con lo que asumí que lo había clavado y que estaba siendo más fácil de lo esperado.

Pero no debí haberme confiado. No solamente me notificaron por e-mail que al final no me necesitaban, sino que en todas las entrevistas que hacía me ofrecían el día de prueba correspondiente, en algunos casos incluso sin entrevista. Esto ya olía a chamusquina. Intenté buscar por internet el significado real de este término pero no encontré nada al respecto, así que al final lo acabé deduciendo yo solita.

trabajar-en-el-extranjero

Efectivamente, el día de prueba es un paso mas dentro del proceso de selección, con lo que no eres la única persona a la que están evaluando y te pueden decir que no tan fácilmente como con una entrevista. Y en la mayoría de empresas no te pagan, de modo que vas de culo haciendo pruebas en diversas empresas, para que al final quizás no acabes en ninguna y encima no veas ni un euro. La parte positiva de esto es que te dan la oportunidad de ver cómo es el tipo de trabajo que estás solicitando, así como si te gusta el ambiente, los compañeros, y cosas por el estilo.


En definitiva, trabajar en el extranjero es sin duda una experiencia muy enriquecedora. Esta vivencia no deja de ser un choque cultural constante, de la que seguro que sales mucho más fuerte y habiendo aprendido muchísimo de la cultura en la que te has sumergido.

Descubre más sobre buscar trabajo en Alemania: