Trabajar en Alemania tiene muchos beneficios, ya que este país cuida muy atentamente los derechos de los trabajadores. Esto ya os lo comenté por encima cuando os hablé de los 8 motivos por los que merece la pena vivir en Alemania, pero hoy quiero dedicarle a este tema el espacio que se merece.

trabajo en alemania con alojamiento incluido

En Alemania las leyes que protegen a trabajadores y trabajadoras se recogen en las leyes fundamentales (Grundgesetz), en lo que sería el código de la seguridad social (Sozialgesetzbuch) y en los convenios colectivos (Tarifverträge). Los sindicatos son, además, una pieza muy importante del mundo laboral alemán. De hecho, el 62% de las empresas tienen un sindicato o comité de empresa. El comité tiene la finalidad de vigilar el cumplimento de las leyes y controlar que el trato entre empleados sea igualitario. Con todo esto se consigue que Alemania sea un país donde no solamente existe una buena base de derechos laborales, sino que éstos se respetan y los mismos trabajadores y sindicatos trabajan para que se cumplan.

Trabajo en Alemania

Salario mínimo

Alemania tiene un sueldo mínimo de 8,85€ brutos por hora desde enero de 2017. De esta ley se excluyen a los estudiantes en prácticas, que pueden no llegar a este sueldo mínimo o simplemente no estar remunerados. En caso de que no se cumpla esta normativa, el trabajador/a tiene derecho a reclamar a la empresa el sueldo que le corresponde y que se le pague la diferencia pertinente a las horas ya trabajadas.

Horario de trabajo

En Alemania está permitido trabajar hasta 48 horas semanales. Como máximo se permiten 8 horas diarias, pero en el caso de querer aumentarlas se puede llegar hasta las 10 en una jornada. Este último caso solamente se puede dar en situaciones extraordinarias, pero aunque esto se tercie, la media en 6 meses naturales debe ser siempre de 8 horas diarias. A partir de las 6 horas es obligatoria una pausa de 30 minutos como mínimo, y en caso de trabajar 9 horas ésta debe ser de 45 minutos. La empresa no puede obligar al trabajador/a a no hacer este descanso.

trabajo en alemania 2017

Además es obligatorio que haya al menos 11 horas de descanso entre los turnos. Esto último es muy importante que lo tengáis en cuenta, porque hay algunas empresas que en ocasiones vulneran esta ley. Pero no os preocupéis demasiado, que hablando se arreglan las cosas. De hecho yo misma tuve un problema con este tema. Cuando trabajaba en la cafetería, una vez cerré el local a las 20h y a las 6 de la mañana del día siguiente tenía que abrir. Cuando llegó mi compañera —que sabía que había trabajado el día anterior—, me dijo que hablara con la encargada de los horarios porque eso era intolerable. Y así lo hice, hablé con mi coordinadora y ella se disculpó y no volvió a mandarme un horario similar.

Despido

Al ser contratado indefinidamente en Alemania, existe un período de prueba que va de los 3 a los 6 meses. Durante este tiempo es posible el despido, aunque esto no sea algo habitual. Pero una vez el trabajador/a obtiene un trabajo fijo no se le saca de ahí ni con agua caliente. En términos algo más técnicos, el empleado/a está protegido/a por la ley de protección del despido improcedente (Kündigungsschutzgesetz). Esta ley impide que un despido pueda realizarse por causas arbitrarias.

Un despido debe estar siempre fundamentado por un comportamiento del empleado que sea penalizable, y éste debe de estar precedido de un aviso por escrito. El empleado/a tiene derecho a recurrir al comité de empresa para invalidar el despido mediante el Tribunal Laboral. Esta queja solo puede llevarse a cabo durante las tres semanas consecutivas a haber recibido dicha carta de despido.

Vacaciones

En un contrato a jornada completa habitualmente se tienen de 27 a 30 días de vacaciones anuales, siendo 20 días el mínimo. Si se produce un cambio de empresa, la antigua informa a la nueva de los días de vacaciones tomados, con lo que el trabajador/a recibe los días que le corresponden anualmente.

En caso de caer enfermo durante las vacaciones, la empresa le puede devolver al empleado/a los días utilizados. Este trámite se puede hacer mediante el seguro médico (Krankenkasse).

Derechos del trabajador en Alemania

Maternidad

El trabajo en Alemania para mujeres está muy bien reglamentado por distintos motivos. Para empezar, existe una ley que protege legalmente a las mujeres que deciden quedarse embarazadas. Esta ley se llama Mutterschutzgesetz y estipula que una mujer encinta no puede trabajar durante las seis semanas anteriores y posteriores al parto, a no ser que ella pida explícitamente lo contrario. Estos días de baja maternal se remuneran exactamente como la nómina habitual, y no se puede realizar un despido a la afectada hasta cuatro meses después del parto.

Ley que protege la igualdad salarial entre hombres y mujeres

trabajo en alemania para mujeres

Por otra parte, en enero de 2017 se ha aprobado la ley de igualdad salarial que pretende luchar periódicamente contra la brecha salarial existente entre hombres y mujeres. Entre otras medidas, esta ley obliga a las empresas de más de 200 trabajadores a realizar informes sobre los salarios de los empleados y empleadas, de modo que las trabajadoras puedan reclamar un sueldo equivalente al de sus compañeros en caso de desigualdad. Bajo esta ley las pymes quedan desfavorecidas, con lo que todavía queda camino por recorrer en este aspecto.

Enfermedad

Las empresas alemanas cubren hasta tres días de enfermedad, con lo que el trabajador/a tiene generalmente derecho a ausentarse sin necesidad de justificación médica, y esas horas serán remuneradas como si las hubiera trabajado. Aún así, en 2012 se aprobó una ley que permite a la empresa pedir justificante médico desde el primer día. Si se superan los tres días de descanso, el trabajador/a tendrá que ir al médico a que le proporcione la baja necesaria según su enfermedad.

Es obligatorio que se cumpla la baja, porque de lo contrario el empleado/a no está asegurado en la empresa y ésta no se hace responsable de lo que le pueda ocurrir en ella. Lo más habitual es que la empresa directamente no permita trabajar a quiénes les haya sido otorgada una baja. Si la baja es de larga duración, el empleado/a recibirá el 100% de su sueldo seis semanas, después de este período se cobra el 75% del sueldo. Si se vuelve al trabajo y éste/a cae enfermo por el mismo motivo antes de seis semanas se le reduce el sueldo al 75%. En cambio, si la persona recae de la misma enfermedad después de seis semanas se vuelve a cobrar el 100% y en el caso de enfermar por un motivo diferente se cobra el sueldo íntegro automáticamente, y se mantiene durante seis semanas más.

Al jefe/a le está permitido preguntarle al trabajador/a sobre su estado, pero el empleado/a tiene derecho a no dar ninguna información respecto a su salud. La empresa no puede pedir el diagnóstico, y se le prohíbe solicitar detalles al médico, aunque éste sea el de la empresa.

Protección de datos

Un superior no tiene derecho a vigilar permanentemente a un empleado/a, por mucho que haya intereses en saber como éste desarrolla su trabajo. Las normas tienen que estipularse en el contrato y debe haber un acuerdo mutuo al respecto. Si el empleado/a viola este contrato se le puede dar una advertencia y, en caso de que el comportamiento continúe, se le puede despedir por incumplimiento del contrato.

trabajo en alemania para españoles

No está permitido que la empresa controle las páginas web que sus trabajadores consultan, como tampoco es legal que ésta monitorice el correo electrónico de los mismos. Solamente se puede consultar un e-mail sin la presencia de su propietario/a en el caso de que la información que contenga sea de extrema urgencia y se encuentre en una cuenta exclusivamente profesional. Las conversaciones telefónicas no pueden ser escuchadas ni gravadas por el empresario/a, tanto si éstas son personales como profesionales. Esto solamente se permite en el caso de una entrevista de trabajo, y el entrevistado debe estar de acuerdo con ello.

La utilización de cámaras ocultas está prohibida, ya que atenta contra los derechos del trabajador/a. Solamente se permiten en caso de que se sospeche un delito grave o una conducta seriamente inadecuada. La instalación de cámaras visibles queda restringida en los vestuarios y baños, pero se pueden instalar cámaras de seguridad en cualquier otra parte de la empresa siempre y cuando los trabajadores estén informados y lo consientan. Eso sí, en ningún caso pueden utilizarse estas cámaras como herramienta para controlar a los empleados. Si un empleado/a sospecha que un superior le está vigilando constantemente, éste puede reclamar una compensación económica a través del comité de empresa, organismo que tiene que estar involucrado en la utilización de dichas cámaras de seguridad.


¿Conocíais estas leyes alemanas que protegen los trabajadores y trabajadoras? ¿Creéis que son justas? Dejad vuestro comentario a continuación y compartid este artículo, que puede ser de mucha utilidad.