Sonntagsruhe: Descanso dominical en Alemania

Muy buenas!

Esta semana os traigo un tema algo curioso, que es el respeto que tienen los alemanes hacia los domingos como día de descanso. Como ya os comenté en el post 5 cosas que me gustan de Alemania, este es un país en el que se respeta mucho el silencio y la tranquilidad. Obviamente este hecho proviene del cristianismo, pero en la actualidad no guarda una relación tan ligada a la religión, y perciben el domingo como un día especial, no tanto hacia el señor, sino hacia la sociedad y hacia uno mismo. Piensan que tiene que haber una jornada de espiritualidad, descanso y contacto con la naturaleza; por eso la mayoría de alemanes disfrutan de sus domingos en el parque o haciendo excursiones (siempre que el tiempo lo permita, está claro).

Este día es en Alemania el único momento en toda la semana en que es obligatorio no hacer ninguna actividad que pueda molestar a los demás, permitiendo también al individuo que disfrute de un espacio de calma y tranquilidad para poder seguir adelante con la siguiente semana. Tanto es así que existe una ley dominical que establece lo que está prohibido y lo que está permitido en estas fechas. Estas normas engloban no solamente los domingos sino los días festivos en general, con algunas excepciones para actividades y días concretos. Debido a la libertad religiosa, la ley estipula festividades no solamente cristianas, sino también judías. En este link podéis ver los días concretos que son jornadas de descanso.

Prohibido trabajar en domingo

Eso es, en Alemania todo comercio está cerrado por ley en domingo. Tampoco es demasiado distinto de España, ya que los bares y restaurantes sí que están abiertos. Lo típico en domingo es ir al cine, a museos o a hacer un Kaffee und Kuchen (café y pastel) en alguna cafetería.

Lo curioso de esta ley es que están muy bien estipulados los oficios que tienen permitido trabajar en domingo y en festivo. Esta regulación especifica no solamente las tareas, sino también los horarios en que estas pueden hacerse. Más allá de la hostelería, se permite trabajar por motivos bastante obvios a médicos y enfermeros, farmacias de guardia, bomberos, policía, etc.

Ante todo, silencio

Señoras y señores, hay una lista de absurdérrimas actividades que están prohibidas en Alemania los domingos. La premisa principal es: no hagas ruido. Vale, hasta aquí bien. Pero obviamente tenían que asegurarse (no vayan a dejar cabos sueltos y la cosa se desmadre), con lo que existen leyes que dictan que no se puede taladrar, mudarse, poner a tono el piano, lavar el coche ni cortar el césped en domingo. A ver, sinceramente se agradece tener un día de silencio a la semana, ¿Pero hacía falta llegar a este punto?

Tengo que decir que estas prohibiciones son algo flexibles, ya que si uno debe de hacer algo ruidoso un día muy determinado puede hablar antes con los vecinos y “pedirles permiso”. La gente es en general bastante comprensiva, y si se trata de un día concreto lo van a entender y no llamarán a la policía.

Otro tipo de prohibiciones

Pero el tema no acaba aquí! Hay otras cosas todavía más absurdas. Una de ellas es que un vehículo que supere las 7’5 toneladas no puede circular durante los días de descanso. Está claro que un camión enorme va a hacer ruido, pero me hace mucha gracia que lo detallen tantísimo. También es muy importante que tengáis esto en cuenta si estáis planeando cambiar de piso en Alemania, ya que si se contrata a una compañía de mudanzas es posible que las furgonetas no circulen en domingo, y si tenéis pensado hacerlo a nivel particular… mejor no intentarlo.

Otra cosa muy rara que he encontrado buscando información para este post es que está prohibido cazar los domingos. Y manda huevos, que hasta especifican tres tipos de caza distintos: Treibjagd, Lappjagd y Hetzjagd. Esta gente nunca dejará de sorprenderme.

Reuniones públicas al aire libre

En estas leyes también se establece que ciertas actividades multitudinarias no pueden celebrarse en domingo. Peeeero, todo lo que tenga que ver con Gottdienste (asuntos eclesiásticos) queda excluído, con lo que la iglesia sí que tiene vía libre de hacer lo que le de la gana. Bueno, tampoco se excluye solamente la iglesia, sino que se permiten hacer actividades que tengan un interés artístico, científico, educativo o cultural, con lo que muchos festivales tienen cabida en domingos y festivos. Aún así, se intenta que estos acontecimientos se celebren en lugares alejados de zonas puramente residenciales y se designan horarios concretos.

De entre los festivos, quedan al margen los días tres de octubre y uno de mayo. El primero porque es el Día de la Unidad Alemana y en muchas ciudades se hacen grandes celebraciones y conciertos; el segundo es el día del trabajador, y como es bastante obvio se celebran muchas manifestaciones y protestas, con lo que sería bastante contradictorio prohibirlas. Los mercados pueden montarse los domingos y festivos en plazas públicas, pero tienen los horarios muy restringidos y deben hacerse a partir de las 11 de la mañana y durante un tiempo muy determinado que tiene que haber designado una autoridad local.


Hasta aquí el artículo de hoy!

¿Os ha sorprendido que en Alemania estén los días de descanso tan meticulosamente reglamentados? Dejad vuestro comentario a continuación, me interesa mucho saber vuestra opinión! Y vosotros, ¿Habéis tenido alguna vez un problema con las autoridades el país donde vivís por infringir una norma parecida? ¿Como se trata este tema allí? ¿Pensáis que legislar el descanso es una buena idea o es pasarse tres pueblos?

Si os ha gustado este post, clickad aquí para suscribiros; es un momento y así no os perderéis ninguna publicación!

Hasta la próxima!

Alba C. Coll

Read more posts by this author.