La gastronomía alemana va mucho más allá de las archiconocidas salchichas. Que sí, que las Wurst continúan siendo el plato estrella de Alemania, pero entiéndeme, hay mucho más a probar a parte de esto.

Y es que la comida de Alemania es muy diversa, aunque en muchos casos los mismos ingredientes se van reinventando de maneras muy distintas. El resultado acaba siendo un país con bastante variedad culinaria. Repleta de calorías, eso sí, no nos vamos a engañar.

He decidido dividir este artículo en tres apartados para clasificar los platos de una manera algo temática. Primero quiero hablar de platos que son muy típicos de comer en la calle, después de otros más de restaurante y finalmente el maravilloso mundo del postre y la repostería en general.

Platillos alemanes de Feria

Llámale feria, llámale mercadillo navideño. El caso es comer en la calle y disfrutar de comida típica de Alemania relativamente barata y que se puede comer en cualquier lugar.

En Alemania es muy habitual dedicar algún día del fin de semana a visitar un mercado de segunda mano. En estos mercados siempre hay tiendecitas de comida en las que se puede comer Bratwurst, Currywurst, Brezeln o Pommes Frites entre muchas otras cosas. Es comida que se hace en un momento, se sirve y puedes comer mientras caminas por el mercado.

Y es que en Alemania no hay feria sin paradas de comida callejera, y estas mismas paradas las puedes encontrar en las Kirmes que se hacen durante el verano, en los Weihnachstsmärkte o incluso en pequeñas ferias que puedan hacerse espontáneamente cualquier fin de semana. En todas estas ferias es también muy habitual el Flammlachs o salmón flameado y el Flammkuchen, que es una especie de pizza con crema de leche de origen francés pero muy popular en Alemania. Pero también se sirven champiñones asados, Frikadelen o Reibekuchen entre muchísima más variedad.

Gastronomía alemana de Brauerei

Esta categoría obviamente me la estoy inventando un poco. Una Brauerei es la típica cervecería alemana donde  además de beber se pueden comer platos típicos alemanes. Estos platos son normalmente muy contundentes y tienen un precio que ronda los 15-30€. En una Brauerei se puede encontrar platos típicos alemanes, tanto generales como de temporada. Y es que en Alemania es super común aprovechar los ingredientes de temporada y encontrarlos por todas las esquinas.

Muchas de las recetas alemanas que puedes encontrar en una Brauerei son los Schnitzel, que es una empanada de cerdo que viene acompañada de patatas fritas y muchas veces con un huevo frito encima del mismo. También puedes encontrar codillo de cerdo o Schweinshaxe, un trozo de cerdo que te recomiendo que te dividas entre tres personas como mínimo, dependiendo del local. A no ser que seas un alemán estándard, entonces seguramente puedas terminarte uno sin ayuda.

En las Brauerei también puedes encontrar sopas como la Goulaschsuppe, Tomatencremesuppe o Käsesuppe. Que no te confunda el nombre, una sopa a la alemana jamás será un poco de caldo con pasta. Una sopa alemana llevará carne, verdura y de todo. La verdad es que es un plato realmente contundente y muy sabroso aunque no entre demasiado por los ojos.

Platos típicos de repostería alemana

Una de las cosas típicas de Alemania es el Kaffee und Kuchen. Esto consiste básicamente en tomarse un café junto con un trozo de pastel. Es muy típico en el momento de quedar con amigos para charlar tranquilamente a media tarde y contaros las últimas novedades.

Así que, para que te hagas una idea de qué tipos de dulces puedes pedirte en esta situación, me gustaría recomendarte unos cuantos dulces típicos de Alemania. Uno de los pasteles más tradicionales de la gastronomía alemana es el Apfelstrudel, un pastel de manzana delicioso y muy habitual en cualquier época del año. Yo siempre lo confundo con el Apfelstreusel, pero son bastante distintos. Este último tiene como una especie de masa por encima del pastel mientras que el primero está enrollado.

También tienen mucha fama los Rhababerkuchen, o pasteles de ruibarbo. Este ingrediente creo que no es muy utilizado en España, pero en Alemania lo usan muchísimo para los dulces y les encanta. Yo la verdad es que me he habituado bastante a su sabor desde que vivo en Alemania.  Otro pastel muy habitual es el Käsekuchen o pastel de queso, Schwarzwald-Kirschtorte y el Marmorkuchen.

Aunque no sea un pastel, son muy habituales también las Berliner, una especie de masa de donut sin agujero en el medio y rellenas normalmente de mermelada. Estos dulces son muy típicos de Düsseldorf en Carnaval, cuando se sirven con una de ellas rellena de mostaza. Quien encuentre la Berliner maldita deberá pagar la comanda.

También son muy típicos los Pfannkuchen, que son unas tortitas que saben muy parecido a las crêpes rancesas. Del mismo modo, es muy habitual comer una especie de púding llamado Welfenspeise y todo tipo de dulces hechos con una especie de yogur muy espeso llamado Quark.