Esta semana os quiero recomendar un pequeño viaje que podéis hacer desde Düsseldorf. Se trata de la montaña de Drachenfels, lugar donde se sentó la mítica historia de los Nibelungos. Allí encontraréis un pueblecito muy pequeño y encantador llamado Königswinter, así como la famosa montaña con un castillo del siglo XIX y las ruinas del castillo medieval en la cima.

Nosotros estuvimos allí a principios de marzo, con lo que el castillo todavía no estaba abierto y nos perdimos gran parte del atractivo del lugar. Recomiendo que lo visitéis a partir del 27 de marzo hasta el 11 de noviembre, ya que entonces podréis visitar el castillo y sus jardines. Además, la primavera es siempre una fecha preciosa para pasear por la naturaleza.

Drachenfels y los Nibelungos

En esta montaña tiene lugar una de las leyendas más importantes de la mitología germánica: la historia de los Nibelungos. Éstos eran unos pequeños seres que vivían en las profundidades del río Rin. Como se dedicaban a la minería, guardaban un enorme tesoro que era deseado por todos los dirigentes de la época.

visitar drachenfels

Cuenta la leyenda recogida en El cantar de los Nibelungos que Siegfried robó este tesoro para Wotan, el líder de los dioses. Siegfried había matado a un dragón en esta misma montaña de la que hablamos, y gracias a haberse bañado en su sangre su piel se volvió gruesa e impenetrable. Pero como todo héroe olvidó algo, y es que la vaina en su espalda le dejó un punto débil. Cuando Hagen —quién supuestamente debía proteger al héroe— descubrió su flaqueza, le apuñaló literalmente por la espalda y acabó con su vida.

Son muchos los artistas que han utilizado esta leyenda como punto de partida para su inspiración, pero la más importante es sin duda la tetralogía de Richard Wagner, que unificó diversos mitos germánicos para llevar a cabo su obra vital. En Der Ring des Nibelungen[1] explica como del tesoro oculto bajo el Rin se extrae un anillo con poderes maléficos que afectan a su poseedor. ¿Os suena de algo?

Drachenfels: Un buen lugar para el senderismo

En unas semanas empezará a llegar algo de buen tiempo, y ¡qué mejor que ir a dar un paseo por la naturaleza! En Drachenfels hay diversas rutas de senderismo que no son demasiado complicadas. La más concurrida es la que nosotros hicimos y que te lleva hasta la cima donde se encuentra el Drachensburg, un antiguo castillo medieval que corona esta montaña.

drachenfels

Por el camino os encontraréis con el Nibelungenhalle, que contiene la cueva del dragón, una serie de pinturas que hacen referencia a la obra de Wagner y un zoológico de reptiles. Más adelante encontraréis el famoso castillo del siglo XIX[2], construido en la mitad de la montaña. Para aquellos a los que no les guste demasiado caminar, existe un funicular y tickets combinados para entrar a los recintos.

que ver en drachenfels

drachenfels viajar

drachenfels königswinter

Königswinter también merece una visita

De hecho, si vais en coche a visitar Drachenfels posiblemente tendréis que escribir "Königswinter” en el navegador, y es que es el pueblo que resta a los pies de la montaña. Se trata de una villa muy pequeña pero bonita, ya que está repleta de edificios antiguos con esas vigas de madera que me tienen robado el corazón.

Es también un sitio muy tranquilo y agradable para pasear, e imagino que en primavera, verano u otoño será todavía más bonito. Hay un gran paseo con árboles al lado del Rin y desde él se puede observar el contraste del agua del río con las montañas que en esta zona ya empiezan a alzarse.

visitar königswinter

que ver en königswinter

¿Cómo llegar?

El lugar está a 73km de Düsseldorf y nosotros tardamos una hora y media en coche en llegar. Hay estación de trenes, con lo que no tendréis problemas para desplazaros en transporte público.

Os dejo aquí la localización en Google Maps para que podáis buscar la mejor manera de llegar desde donde estéis.

Para que podáis consultar las fechas y horarios de apertura, os enlazo la página web del Castillo Drachenburg y la del Nibelungenhalle


¿Conocíais Drachenfels?, Dejad vuestro comentario a continuación y si queréis, podéis proponerme otros lugares que merezca la pena visitar.



  1. La traducción oficial de la obra en español es “El cantar de los Nibelungos”, pero literalmente sería “El cantar del Nibelungo”. ↩︎

  2. Como no pudimos verlo en su plenitud porque el recinto estaba cerrado, no he podido poner una foro hecha por mi. ¡Espero poder visitarlo pronto! ↩︎