Hace unas semanas os vine a hablar de por qué amo el verano en Alemania, y es que el ambiente en las ciudades cambia totalmente y la gente está de mucho mejor humor, ¿lo has notado?

Hoy quiero hablarte de algo más práctico y proponerte las mejores actividades de verano en Alemania. Y es que cuando el sol aprieta, lo hace fuerte, y más vale estar prevenidos. Durante estos meses, se acabó quedarte en casa mirando Netflix -al menos la mayoría del tiempo-. Ahora vas a poder aprovechar al máximo los largos días de luz, y no quiero que te falten ideas para ello.

Verano en Alemania

verano-en-alemania-jovenes

Algo a lo que tendrás que acostumbrarte sí o sí es a mirar el tiempo en tu teléfono móvil. Está claro que en Alemania esta es una costumbre que vas a ir adquiriendo a medida que vivas aquí, pero en verano esto es mucho más imprescindible que en invierno. ¿Por qué? Pues muy fácil: porque puede que pases el día más caluroso de tu vida, a una temperatura en que las mismas piedras se derriten y que de golpe y porrazo estés a 14 grados al día siguiente. Y como nadie quiere resfriarse en temporada de playas y piscinas, más vale andar con precaución.

Esta incertidumbre meteorológica te llevará a acabar asumiendo que cuando tu piel haya adquirido un poquito de color, de golpe y porrazo llegará el otoño durante una o dos semanas y volverás al punto donde empezaste. Al final esto tampoco es tan malo, yo en Barcelona aprovechaba el verano al máximo para broncearme, pero ahora que vivo aquí ya no lo tengo en cuenta porque me he dado cuenta de que es imposible.

Actividades de verano en Alemania

Pero que haya asumido públicamente mi palidez no significa que no vaya a aprovechas los rayos de sol. ¡Ni mucho menos!. Siempre que hay la oportunidad, voy a salir a la calle y disfrutar del buen tiempo, y hoy estoy aquí para contaros mis actividades favoritas en este momento del año.

Ir a la playa

Si hay algo que echo de menos en Alemania, esto es el mar. Echo de menos los largos veranos de playa mañana y tarde, esos paseos por la arena y esas horas contemplando el horizonte infinito mientras el sol acaricia mi piel... Aix, mi Mediterráneo.

Así que, sí, llamarle playa a los rincones con agua y arena de Düsseldorf esto puede que sea demasiado optimista. Pero algo es algo y hay que aprovecharlo. Nosotros fuimos hace un tiempo al Unterbachersee y grabamos este video con nuestras impresiones.

Pero además de este lugar, existen otros rincones cercanos al río que están adaptados con arena y desde los que puedes disfrutar de la dulce brisa cercana al río. De hecho, contemplar y escuchar el ruido de la orilla del Rin es algo muy parecido a el mar en calma, porque al ser el río tan ancho produce pequeñas olas que me hacen pensar en el mar. Y en este caso, en vez de tener una masa de agua infinita ante ti, tienes la otra orilla de la ciudad en frente. Y esto tampoco está tan mal.

Refrescarte en una piscina

Dada la falta de mar, yo sinceramente prefiero una piscina a un lago o río. Hay diversas razones que hacen que me decante más por esta opción que por la otra. Lo primero de todo es la distancia; el lago al que fuimos queda bastante lejos del centro y mal comunicado si no tienes coche (que es nuestro caso). Con lo que, aunque lo pasamos muy bien la vez que fuimos, no hemos vuelto a repetir por pereza de volver a pasar por la odisea del autobús.

La otra razón es algo muy personal, y es que estoy muy acostumbrada a sentir arena en los pies y agua salada al bañarme. Si lo hago en un lago, el tacto de la tierra y el sabor dulce del agua me transmiten sensaciones demasiado distintas a lo que mi cerebro relaciona por playa. Con lo que al final prefiero simplemente acercarme a una piscina.

Aprovechar los parques y terrazas

Como ya os he dicho mil veces, me encanta el ambiente veraniego alemán. Y algo que es genial es poder tomar una cerveza en una terraza tranquilamente. Aunque, bueno, las cervecerías totalmente alemanas tienen mesas en las que estar toda la tarde de pie y yo no soy capaz todavía de acostumbrarme a ellas.

verano-en-alemania-fechas

Algo que es fundamentalmente alemán son las barbacoas. Y es que cuando sale un poquito el sol los parques se llenan de familias y grupos de amigos bebiendo cerveza al lado de una barbacoa. También es muy normal que si tus amigos tienen jardín, te inviten a comer y a hacer una barbacoa con ellos. A mi me parece una forma fantástica de juntarte con gente y aprovechar las largas horas de sol, relajándote junto con las personas que aprecias.

Día y noche en las Kirmes

Como en todas partes, Alemania también tiene sus semanas de Fiesta Mayor. Estas fiestas se llaman Kirmes, y en Düsseldorf tenemos la gran suerte de tener la más grande de Europa. Ésta se extiende a lo largo del río Rin y ocupa 17 hectáreas, situándose como el tercer festival más grande de Alemania (superándolo, obviamente, el Oktoberfest con 32 hectáreas). Exacto, estas fiestas son enoooooormes, y puedes encontrar de todo. Hay atracciones para todos los gustos -desde casas encantadas hasta caída libre de vértigo-, comida, cerveza, música en directo...

Pero Düsseldorf no es la única ciudad que ofrece estas Kirmes, sino que éstas se extienden por toda Alemania. Aquí te paso una lista con todas las ferias del país, para que puedas encontrar la que esté más cerca. Si lo haces, cuéntamelo después en los comentarios, que tengo muchas ganas de saber cómo son las Kirmes en otros lugares.

Cine al aire libre

Esta tradición está muy extendida en España y cuando vivía en Barcelona ya iba mucho a ver películas al aire libre. Y Alemania no podía ser menos, ya que esta actividad es uno de los highlights veraniegos. En Düsseldorf tenemos el Open Air Kino al lado del Rin. Para mi sorpresa, este cine no se trata de una simple pantalla ante la cual mucha gente se sienta en el césped, sino que se ha construido toda una grada y cada uno tiene su asiento. Eso sí, para ir al cine al aire libre recomiendo traerse una chaqueta -e incluso una manta-, porque aunque haga calor durante el día, en la noche siempre refresca -¡qué de madre me ha quedado esta expresión!-.

Toda excusa es poca para comer helado

¿A quién no le gustan los helados? Si es que no hay nada mejor que uno de estos cuando llega el calor. Y yo no sé qué tienen los helados en Alemania que los encuentro muchísimo más buenos que en España. Mi teoría es que hay tanta inmigración italiana que ellos mismos han abierto las heladerías -Eiscafé-, con lo que en muchos lugares tienen el mismo sabor que en Italia. O al menos eso me parece a mí. Si vives en Düsseldorf, te recomiendo muchísimo la heladería Pía Eis; está en el centro de la ciudad, el sabor es increíble y solamente cuesta un euro la bola de helado. ¡Impresionante!

verano-en-alemania-pelicula

Además de los helados tradicionales, los alemanes tienen una comida de verano que a mi siempre me ha llamado mucho la atención. Y esto es el Spaghetti-Eis. Y, sí, es justamente esto. Un helado que tiene forma de plato de spaghetti, con su salsa de "tomate" y queso por encima. Obviamente no sabe a salsa boloñesa, sino que los sabores se sustituyen por fresa y vainilla. ¡Pero no me dirás que no es original, esto!


Y a ti, ¿Qué te gusta hacer durante el verano en Alemania? ¡Cuéntamelo en los comentarios!