Una playa en el centro de Alemania (Video)

Muy buenas!

Primero de todo, me disculparéis por no haber publicado la semana pasada y haber tardado tanto en hacerlo esta vez. Ha sido un momento de bastante locura ya que he cambiado de trabajo, he tenido que hacer mucho papeleo y otras cosas. Esto se ha juntado con mi motivación a probar cosas nuevas, lo que me lleva al siguiente punto: Me he comprado una cámara para grabar videos complementarios a algunos posts!, y con esto hemos estrenado canal en Youtube. Clicad aquí para echarle un vistazo.

La idea surgió primero porque me encanta editar videos y luego porque tenía ganas de enseñaros cosas más allá del blog. Aunque me flipe la literatura, asumiré públicamente que una imagen vale más que mil palabras, y hay cosas que por mucho que se describan no pueden visualizarse si no se han visto. Puesto que el objetivo de este blog es sobretodo mostraros mi experiencia en Alemania, ¿qué mejor que acompañarme a ver cosas, hacer actividades, acudir a eventos…?

Tengo varias ideas en la cabeza que ya descubriréis en su momento, pero esta semana os traigo la visita a una playa muy particular. Por obviedades geográficas, Düsseldorf se encuentra lejos del mar y esto es algo que me ha estado persiguiendo todo el verano. De hecho, es el primer año en toda mi vida que no veo el mar, y esto me ha estado asfixiando bastante más que el calor. Puesto que por muchas razones este año se me está haciendo imposible viajar a Barcelona hasta diciembre, pensé que debía buscar una solución rápida y relativamente eficaz.

¿Como sustituir el mar en mitad de Alemania?

La idea de visitar un lago me rondaba por la cabeza, pero me acabó de convencer Marta de La libreta Roja con este artículo sobre como aprovechar el verano en Múnich. Con él vi la solución, pero en el momento en que lo leí ya volvía a hacer frío y solo me quedaba esperar que volviera una pequeña olilla de calor durante mis días libres.

Por suerte el calor volvió y aunque obviamente no estoy en el sur de Alemania y me quedaba un poco lejos, estaba claro que podría encontrar alguna cosa parecida cerca de mi ciudad. Así que cogí un fin de semana que por fin tenía libre y le dije a Isaac: este sábado vamos a “la playa” sí o sí, que necesito quitarme este mono de encima!

¿Como es la “playa” en un lago?

Pues una mezcla entre playa, piscina y montaña sin llegar a ser montaña. Como fuimos al Unterbacher See, que está muy cerca de Düsseldorf y adónde se puede llegar en transporte público (como podréis ver en el video), era un lugar bastante concurrido y que me recordó a cualquier playa o piscina pública cerca de una gran ciudad. Aún así tampoco estaba exageradamente petado y se podía tomar el sol tranquilamente.

Aunque tenía un poco de miedo de encontrarme con algo raro que me hiciera echar aún más de menos el Mediterráneo, no salí de allí frustrada ni mucho menos. La sensación de bañarse en un lago fue bastante rara, pero nadar al aire libre y sumergirme como un pececillo es lo que necesitaba en ese momento y no me importó lo más mínimo. Mi sed de verano quedó suficientemente saciada, aún salvando las distancias con la costa catalana. Eso sí, lo tengo muy claro: para el siguiente verano haré lo imposible por pasar unos días en el pueblecito dónde viven mis abuelos.

Perdonen, pero están ustedes en una playa nudista

He dejado para el final una anécdota bastante divertida que nos pasó en la “playa”, pero que no pudimos grabar en video por razones bastante obvias. Estábamos Isaac y yo mojándonos los pies tan tranquilamente en la orilla cuando vemos que entre el límite de dos playas hay dos chicas tranquilamente en la sombra y pensamos que sería una buena idea movernos a ese punto menos concurrido.

Más allá de esta pequeña división había otra playa con bastante menos gente, así que decidimos quedarnos allí que se estaba la mar de a gusto. Tanto Isaac como yo somos bastante cegatos sin gafas, pero él de dijo de golpe: oye, ¿esta gente no llevan bañador, verdad?. Aún sabiendo que no pintábamos nada medio vestidos, decidimos quedarnos porque se estaba mucho más tranquilo y total no éramos mirones, porque no veíamos una mierda. Nuestra tranquilidad no duró mucho más tiempo, porque al poco rato intuimos una mancha roja venir hacia nosotros (que al acercarse resultó ser un señor vestido) “invitándonos” a volver a nuestra playa, tanto a nosotros como a las chicas de la sombra (que seguramente se cagaran en nosotros repetidamente).


Hasta aquí el artículo de hoy!
¿que os ha parecido la “playa” de Düsseldorf? ¿Os la esperabais así? ¿Habéis estado en algún lago parecido en Alemania o en el país dónde estéis viviendo? ¿Qué hacéis para echar menos de menos el mar, los que vivís lejos de él?
Espero que os haya gustado este nuevo formato, yo me lo he pasado muy bien tanto rodando como editándolo. Dejad vuestro comentario y hacedme saber si queréis más aventuras en video. Será un placer aceptar vuestras propuestas!

Si os ha gustado este post, clickad aquí para suscribiros; es un momento y así no os perderéis ninguna publicación!

Hasta la próxima!

Alba C. Coll

Read more posts by this author.