Hoy os escribo una pequeña carta de despedida, ya que he decidido que voy a pausar el blog hasta mayo. Aprovecho que estamos en plena Semana Santa para tomarme unos días de respiro de escritura y blog. Y ya que estamos, como voy a viajar a Barcelona la semana que viene, he creído que lo mejor sería regalarme tres semanas de relajación para poder centrarme mejor en el blog más tarde.

Mis compañeras y compañeros bloggers me comprenderéis fácilmente si os digo que necesito parar unos días para poder arrancar con mucha más fuerza en unas semanas. Llevar un blog significa mucho trabajo constante no solo de escritura, sino de planificación, investigación, gestión de redes sociales, e-mails, y un gran etcétera. A esto le sumamos que todavía no puedo vivir únicamente de esto y necesito dinero para comer, con lo que le añado un trabajo a mi día a día que aunque es a media jornada consume mucha energía.

Antes de todo, quiero daros las gracias porque nuestra comunidad crece día a día, y esto es gracias a vosotros -aunque suene cheesy-. Como creo que os merecéis la misma calidad de artículos que habéis estado recibiendo hasta el momento, quiero descansar unas semanas. A la vuelta retomaré el ritmo y podré seguir con los posts que os encantan.

Durante estos días me podréis encontrar en Facebook y Twitter, aunque no seré tan activa como normalmente.

Espero que paséis una pascua fantástica, ¡nos vemos a la vuelta!