¡Paren las rotativas: Ha empezado la Eurocopa!

Hola a todo el mundo,

Los que me conozcáis ya sabréis que no soy (para nada) la persona más futbolera del planeta. De hecho me atrevería a decir que soy todo lo contrario, en el supuesto caso de que un contrario existiera. Pero llevamos ya una semana y algo de Eurocopa (¿verdad?) y tenía ganas de hablaros de la sensación que me transmite estar en un país dónde la viven tanto.

Helados Eurocopa

Viniendo de España pensaba que no me sorprendería nada respecto al fútbol, y de hecho durante todo el año que llevo viviendo aquí no he notado nada especial ni diferente. Simplemente que la gente se reúne en los bares para mirar el partido, se emborracha, lleva la camiseta de su equipo y tal y cual. Nada fuera de lo que me esperaría de un país al que, como al mío, le encanta este deporte. Pero al llegar la Eurocopa el tema ha subido a otro nivel, y es que es imposible que el torneo pase desapercibido, incluso una empieza a sentir que forma parte de él.

Estación principal de trenes cubierta de banderas

Tengo que confesar que me enteré de que la Eurocopa se celebraba este año debido a la decoración de la Hauptbahnhof. Le pregunté a Isaac si las banderas del techo las habían puesto nuevas, que no me parecía haberlas visto antes, a lo que él me contestó con cara de “madre mía, lo que se le tiene que explicar a esta” que la Eurocopa iba a empezar en dos semanas. Até cabos, pero tampoco le di más importancia.

Hauptbahnhof

Balcones internacionales

El hecho de colgar la bandera de turno es muy común, y es algo que se ve muy habitualmente en Barcelona cuando tiene que jugar la selección española, el Barça o quien sea que vaya a jugar. Lo que si a esto le sumamos la oferta infinita de productos con los colores de la bandera alemana en cualquier comercio que se preste nos volvemos locos y acabamos como el de la foto que os muestro aquí abajo.

Balcón

Otra cosa que me gusta mucho respecto a lo de colgar tu banderita es que como en Düsseldorf vive gente de muchas nacionalidades distintas, se pueden ver edificios decorados con banderas de todos los países que participan en el torneo europeo. Las banderas que más he visto en mi barrio son albanesas y turcas, pero también me he encontrado muchos balcones con la enseña española, italiana o portuguesa.

Todo producto tiene su versión eurocopil

Desde la mas gran multinacional hasta el comercio más humilde; todos tienen alguna referencia a la EM (así se la llama el torneo en Alemania), tenga que ver o no con el producto que ofrecen. La foto que comparto con vosotros es de una tienda de ropa de maternidad y productos para niños pequeños. Como podéis ver, todos los motivos actuales son balones y banderas alemanas, llegando incluso a la ingeniosa colocación de una pelota en el vientre de la futura mamá.

Camiseta con balón

Incluso la Schultüte (el cono que se ve en primer plano) tiene motivos futbolísticos. Seguramente no estéis demasiado familiarizados con esta especie de gorro de bruja cerrado como un caramelo, pero que no cunda el pánico: os lo explico. Literalmente significa algo así como “bolsa para la escuela” y lo utilizan los niños y niñas en su primer día de colegio (el primero en toda su vida). Dentro de la bolsa se colocan objetos que le puedan ser de utilidad como lápices, libretas, colores, etc. pero también se le añaden golosinas, chocolate y toda clase de cosas que les gustan a los niños. Es una tradición que encuentro muy bonita, que me sorprendió mucho cuando la descubrí y que tenía ganas de compartir con vosotros.

Coches dando apoyo a su selección

A mi esto me sorprendió un montón. Vale que se decoren los balcones, que la gente vista camisetas de Alemania por la calle… Pero que decoren los coches con banderas y fundas para el retrovisor con la bandera de turno me parece ya la hostia. La primera vez que lo vi me eché a reír, pero en poco rato pasó otro coche igual, y después unos cuantos más. Corrí a hacer la foto que os muestro aquí debajo porque lo encontraba impresionante, pero poco después me di cuenta que están por todas partes y que lo raro es que en una calle no haya aparcado un vehículo con su respectiva decoración.

Coche bandera alemana

Otra cosa muy interesante es que con esto de los coches pasa igual que con los balcones: cada uno pone la bandera de su país, llegando incluso a poner la turca o albana en una ventanilla y la alemana en la otra (pongo estos ejemplos porque son las banderas alternativas más comunes).

¿Como no contagiarse de la fiebre de la Eurocopa?

Viendo como la EM es mucho más que un torneo y que se vive como un elemento de cohesión social bastante bestia es bastante difícil que no te sientas inmerso en él. Aunque todavía no he ido a ver ningún partido más allá que en la tablet que mi compañero de trabajo plantó por sorpresa un día que jugaba España contra la República Checa, se me está contagiando este sentimiento común de alegría y ánimos, de modo que me apetece que Alemania se vaya clasificando. Si ganan esto será ya la locura.


¡Hasta aquí el artículo de hoy! Espero que os haya gustado y que no me tengáis en cuenta que no haya entrado en materia técnica, porque como ya he dicho el fútbol en sí mismo no me apasiona y lo que quería era hablar desde un punto de vista más social y de experiencia cultural. Comentad aquí abajo explicándome qué os ha parecido, cómo estáis viviendo vosotros la Eurocopa allí dónde estéis, quién queréis que gane y como mostráis vuestro apoyo.

Si os ha gustado este post, clickad aquí para suscribiros; es un momento y así no os perderéis ninguna publicación!

Hasta la próxima!

Alba C. Coll

Read more posts by this author.